1. Autoconsumo SIN excedentes
Instalaciones de autoconsumo conectadas a la red de distribución o transporte que disponen de un sistema antivertido  que impide la inyección de energía eléctrica excedentaria a la red.

 2. Autoconsumo CON excedentes
Instalaciones que además de suministrar energía eléctrica para autoconsumo, pueden inyectar su energía excedentaria en las redes de transporte y distribución.
Dentro de este grupo las instalaciones con excedentes podrán ser:

 

  • Autoconsumo CON excedentes Acogida a Compensación
    Instalaciones de autoconsumo con excedentes en los que productor y consumidor optan por acogerse al sistema de compensación de excedentes.
    El consumidor utiliza la energía procedente de la instalación de autoconsumo cuando la necesita; pudiendo comprar energía de la red en los momentos en que ésta no sea suficiente.
    Cuando no se consume la totalidad de su energía procedente de la instalación de autoconsumo, ésta puede inyectarse a la red y, en cada periodo de facturación, la factura emitida por la comercializadora compensará el coste de la energía comprada a la red con la energía excedentaria valorada al precio medio del mercado horario (para consumidores PVPC) o al precio acordado con la comercializadora, aplicándose posteriormente los peajes e impuestos que procedan. En ningún caso el resultado podrá ser negativo.

Para ello es necesario que se cumplan TODAS las condiciones siguientes:

– La fuente de energía primaria sea de origen renovable.
– La potencia total de las instalaciones de producción asociadas no sea superior a 100 kW.
– El consumidor haya suscrito un único contrato de suministro para el consumo asociado y para los consumos auxiliares con una                                                               empresa comercializadora.
– El consumidor y productor asociado hayan suscrito un contrato de compensación de excedentes de autoconsumo definido en el artículo 14 del                                     real decreto.
-La instalación de producción no esté sujeta a la percepción de un régimen retributivo adicional o específico.

 

 

  • Autoconsumo CON excedentes NO Acogida a Compensación
    Todos los autoconsumos con excedentes que no cumplan con alguno de los requisitos para pertenecer a la modalidad anterior o que voluntariamente opten por no acogerse a ella. En este caso, los excedentes se venderán en el mercado eléctrico.

Dentro de cada modalidad de autoconsumo, el autoconsumo podrá clasificarse en individual, si solo existe un consumidor asociado a la instalación de producción, o colectivo si se trata de varios consumidores asociados a las instalaciones de producción próximas.

 

El regadío es pieza fundamental del sistema agro alimentario español. Aporta más del 50% de la producción final agraria, ocupando solamente el 20% de la superficie agrícola útil de nuestro país.

Los puntos críticos o sensibles al consumo de energía se encuentran no sólo en el tipo de cultivo y en la superficie a regar, sino también en el diseño del sistema: en la captación de agua (subterránea o superficial), en las dimensiones de las tuberías a presión (longitud y diámetros) y su trazado (topografía del terreno y cotas) y en la presurización final del sistema de riego seleccionado (aspersión, goteo o gravedad), sin obviar la central de bombeo.

Para hacer un resumen, el siguiente guión que debería servir para determinar los potenciales de mejora:

  1. Eficiencia energética en bombeo: introducción de variadores de frecuencia en las bombas en régimen variable, mejora de rendimientos en los equipos de impulsión, automatización de los sistemas de mando, maniobra y control, y diseño de redes optimizadas energéticamente.
  2. Sectorización en los diseños de redes de riego por tipos de riego y por cotas del terreno; análisis de horarios. También debemos analizar el sistema de control del agua con contadores individuales y un sistema de contraste del agua consumida a nivel general.
  3. Unidad de riego y equipamiento en las parcelas: cambio de sistemas de aspersión a goteo; diseño interior de las parcelas en riegos a presión que minimicen los requerimientos de energía; análisis de las pérdidas de carga en hidrante; ubicar las tomas de riego  preferiblemente en puntos altos, migrar sistemas de riego gravedad a riego por goteo en base a bombeos accionados por energía solar fotovoltaica (existen ya muy buenas aplicaciones).

 

https://www.idae.es/articulos/auditorias-energeticas-en-comunidades-de-regantes

En este caso, es probable que haya que dar de alta la luz, o en caso de que ya tenga disponible el suministro, es recomendable cambiar el titular al nuevo inquilino o propietario.

Tanto si eres nuevo propietario como inquilino es recomendable revisar la oferta eléctrica y el cambio de compañía.

 

DAR NUEVA ALTA DE SUMINISTRO ELÉCTRICO

Para dar nueva de alta la luz necesitamos pedir la activación de un suministro en el que no hay luz, es algo que lleva a cabo la distribuidora a petición de la compañía comercializadora que escoja el cliente para  el servicio.

La documentación básica que solicitará distribuidora para dar de alta la luz es:

  • Cédula de habitabilidad.
  • Boletín Eléctrico (o Certificado de Instalación de Baja Tensión) expedido por un electricista acreditado.
  • Fotocopia del DNI, Pasaporte NIE o Certificado de Autónomos. Si el nuevo punto de suministro eléctrico es para una empresa necesitarás una fotocopia el CIF e indicar el cargo del solicitante,
  • CUPS: Si nunca ha habido luz, lo más rápido es que contactes con la distribuidora eléctrica de la zona para que ellos te lo faciliten y les envíes la documentación.

 

¿Cuánto cuesta dar de alta un nuevo suministro eléctrico?

La comercializadora no debe cobrar nada por el alta, pero  facturará los costes que cobra distribuidora:

  • Derechos de acceso: 19,70 € por cada kW solicitado.
  • Derechos de extensión: 17,37 € por cada kW solicitado. Este importe debe abonarse en viviendas de obra nueva o bien si han pasado más de 3 años desde que hubo suministro.
  • Derechos de enganche: 9,04 € por actuación.

 

CAMBIO DE TITULAR

Para solicitar un cambio de titular con la compañía comercializadora simplemente es un trámite administrativo, que puede sumarse al cambio de compañía.

  • Datos del suministro: dirección, CUPS.
  • Datos personales del/la nuevo/a titular.
  • Datos bancarios del/á nuevo/a titular.

 

REALIZAR LOS CAMBIOS EN TU SUMINISTRO ELÉCTRICO QUE NECESITAS DE MANERA ÁGIL. NOSOTROS TE ACONSEJAMOS COMO HACERLO

Tras este gran parón, el país comienza de nuevo la actividad empresarial.  Si reanudas tu actividad a continuación te aconsejamos como hacer los trámites con tu compañía eléctrica de la manera más fácil.

 

*Reanudas la actividad.

 

Si durante este tiempo has tenido que cerrar tu negocio por la emergencia sanitaria y has hecho cambios en tu tarifa acogiéndote a las medidas extraordinarias, indicarte que tras la reactivación de tu actividad puedes solicitar de nuevo volver a las condiciones anteriores.

 

  • Si se solicitó reducción en las potencias, se puede subir de nuevo a las anteriores durante los 3 meses siguientes a la desactivación del estado de alarma y si no superas la potencia que tenías originalmente contratada este trámite no debe tener coste.

 

  • Si se solicitó una suspensión del suministro, volver a reiniciar el suministro es posible en un plazo máximo de 3 meses desde la finalización del estado de alarma.

 

  • Solicitar el aplazamiento del pago de las facturas del local donde realizas tu actividad económica y que afecten (total o parcialmente) al periodo del estado de alarma.

 

La compañía comercializadora no debe cobrarte por ninguno de ellos.

 

Cuenta con nosotros para informarte y solicitar estos trámites con tu compañía.

 

Los clientes que más cambiaron de compañía en 2019 fueron los del sector de las telecomunicaciones; con un 13,4% de los de telefonía móvil, seguidos de los de banda ancha fija con un 13%, según los datos del último Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En el caso del sector energético, un 7,4% y un 7,3% de los usuarios cambiaron de proveedor de luz y gas respectivamente, según el informe, cuyos datos corresponden al cuarto trimestre de 2019 y son previos al estado de alarma provocado por la pandemia derivada del Covid-19.

En el caso de la luz, con estos datos, 2,18 millones de puntos de suministro (CUPS) cambiaron de comercializadora de electricidad durante el año pasado.

El estudio también destaca que cambiarse de compañía eléctrica y de gas fue más fácil que en el año anterior. En estos sectores, el indicador experimenta una mejoría desde 2017.

En 2019, el 93,4% de los usuarios encontraron fácil, bastante fácil o muy fácil cambiar de suministrador eléctrico, 2,6 puntos porcentuales más que en 2018.

En cuanto al cambio de compañía de gas, el porcentaje de usuarios que describió el proceso como fácil, bastante fácil o muy fácil fue del 87,7% (4,4 puntos porcentuales más que en 2018).

Por otro lado, el porcentaje de clientes a quienes les resultó difícil o muy difícil cambiarse de operador de telecomunicaciones fijas aproximadamente cuadriplicó al del sector eléctrico; y, en el caso del gas natural, el porcentaje casi dobló al de la electricidad.

ABARATAR LA FACTURA, PRINCIPAL RAZÓN DEL CAMBIO

Mientras, abaratar la factura volvió a ser la razón por la que el 70% de los clientes optaron por un nuevo suministrador de electricidad y gas natural, mientras que 3 de cada 10 clientes de gas natural cambiaron de proveedor para beneficiarse de una oferta conjunta de luz y gas.

En el caso de las telecomunicaciones fijas, pagar menos a final de mes también fue la razón principal de cambio: casi 7 de cada 10 clientes que cambiaron de compañía citaron este motivo. Además, expresaron otros motivos para cambiar de proveedor: el beneficiarse de una oferta empaquetada, así como el experimentar insatisfacción con la calidad del servicio del proveedor antiguo.

Entre los usuarios de electricidad y gas natural que se mantuvieron fieles a sus compañías en el último año, más del 40% consideraron que las ofertas de otros suministradores no les iban a suponer un ahorro en la factura. En el caso de las telecomunicaciones fijas, este porcentaje ronda el 26%.

En el caso de las telecomunicaciones fijas, aproximadamente tres de cada diez clientes que no cambiaron de operador, expresaron estar satisfechos con el servicio, bien con la tarifa o con la calidad del servicio y la atención al cliente, por lo que optaron por permanecer fieles a éste.

Finalmente, el porcentaje de hogares que declaró tener conocimiento de la existencia de cláusulas de permanencia en los contratos de electricidad, gas natural y servicios de telecomunicaciones fijas se mantuvo estable con respecto a 2018 (con un 8,7%, 9,9% y 32,2% respectivamente).

 

 

El Consejo de Ministros ha acordado flexibilizar los contratos de suministro de electricidad y gas natural para autónomos y empresas mientras esté en vigor el estado de alarma.

En el caso de los suministros de electricidad, y en cualquier momento mientras se prolongue la situación de excepcionalidad, podrán suspender temporalmente o modificar sus contratos de suministro, o las prórrogas de dichos contratos. También pondrán contratar otra oferta alternativa con el comercializador con el que tienen contrato vigente, al objeto de adaptar sus contratos a sus nuevas pautas de consumo, sin que proceda cargo alguno en concepto de penalización.

Además, las empresas distribuidoras deberán atender las solicitudes de cambio de potencia o de peaje de acceso, con independencia de que el consumidor la hubiera modificado ya en los últimos doce meses, y aunque no se haya producido ningún cambio en la estructura de peajes de acceso o cargos que le afecte.

Todos estos cambios habrán de realizarse en el plazo máximo de cinco días naturales desde que sean solicitados y no tendrán coste para el usuario.

Por otro lado, los autónomos y PYMEs titulares de puntos de suministro de gas natural podrán solicitar a su comercializador la modificación del caudal diario contratado, la inclusión en un escalón de peaje correspondiente a un consumo anual inferior o la suspensión temporal del contrato de suministro sin coste alguno.

Por su parte, los comercializadores quedan habilitados, mientras se prolongue el estado de alarma, a solicitar al distribuidor o transportista la aplicación de las medidas requeridas por el titular del punto de suministro, sin ninguna restricción. Las modificaciones se realizarán sin imputar coste alguno al comercializador.

Todos los ahorros derivados de los menores pagos de peajes consecuencia de la aplicación de estas medidas deberán ser repercutidos íntegramente por el comercializador al titular del punto de suministro.

Tanto en el caso de la electricidad como del gas, los usuarios podrán solicitar –en el plazo de tres meses desde el fin del estado de alarma- una nueva modificación del contrato sin coste alguno, salvo que la nueva potencia eléctrica que se contrate sea superior a la que el usuario tenía previamente o que, en el caso del gas, sea necesario realizar una puesta en servicio, consecuencia de un cierre previo al estado de alarma, y una puesta en seguridad de la instalación.

Con carácter general, cuando las solicitudes no puedan atenderse por medios remotos, las actuaciones de campo que, en su caso, fueran necesarias, estarán sujetas a los planes de contingencia adoptados y comunicados por las empresas distribuidoras.

El Real Decreto-ley establece que las leyes de Presupuestos Generales del Estado que se aprueben tras el estado de alarma dotarán un crédito por el importe equivalente a la reducción de ingresos para los sistemas eléctrico y gasista atribuible a estas medidas.

 

https://www.miteco.gob.es/es/prensa/ultimas-noticias/el-gobierno-aprueba-medidas-adicionales-de-protecci%C3%B3n-y-acompa%C3%B1amiento-para-garantizar-los-suministros-/tcm:30-508438